ROMA – Una ODA a la pobreza e ignorancia

Por: Jesús Peña

   La película realizada por el ganador del Oscar Alfonso Cuarón nos comparte una historia autobiográfica contada desde la perspectiva de la chica de la limpieza de su infancia a la cual el quería mucho (su nana). Desde el punto de vista de los críticos es una obra maestra y para muchos es una película mala.

   Desde mi pinche opinión les puedo compartir que es una obra que cumple los estándares de festivales de cine y no esta hecha para el público general. Se siente más como un capricho hecho realidad que sirve para sacarle jugo al Mexican Curious y de paso ganar algunos premios. Pero, ¿Por qué digo esto? Solo falta ver que tiene unos emplazamientos iniciales mostrando una cinematografía lenta y aburrida donde pareciera que el objetivo es ver como lograron escenificar una casa típica de los 70s de la colonia Roma a la perfección. Ya estoy escuchando a Cuarón -Órale mi cabrón tómale y tárdate todo el tiempo necesario para que se vea el trabajo que nos costó la escenificación. Si no es eso, no hay una justificación para esos paneos tan largos y aburridos que solo gastan metraje. En cuanto a la historia, es una historia como miles hay en este país desde tiempos inmemoriales pero ahora contada por un DIRECTOR GANADOR DEL OSCAR, ahora si nomás por ello debemos hacerle caso (?) . Muchos comparan el drama como un capítulo más de La rosa de Guadalupe y en cierto sentido tienen razón porque es un drama repetido hasta el cansancio en la televisión y el cine mexicano que ya se siente trillado. Pero, como lo mencioné anteriormente, este filme no es para el público general. Es para un público de festival, me canso ganso si no. La estructura dramática escogida por el realizador es un sinfín de hechos desafortunados y catastróficos para la pobre Cleo, que haría palidecer a los chicos Boudeler (2) haciendo a veces ver a Roma como la ejemplificación perfecta de la ley de Murphy (3) porque todo pasa, TODO y con TODO me refiero a TODO, pero sin una resolución de conflicto y sin crecimiento por parte del personaje ni siquiera a nivel moralista simplón, dejando al espectador con un final o mejor dicho sin un final. El guión carece de desarrollo de personajes y las situaciones a veces pseudo-oníricas se vuelven un pretexto nada más para darle retención a la atención del espectador porque no pasa nada.

    Para mi gusto la película cumple sus expectativas de festival pero no cumple en general. Y muchos la defienden aludiendo a que es un discurso crudo y desgarrador difícil de digerir solo porque hay una escena climática causada por la ignorancia y la calentura del personaje. Como mencioné más adelante no hay ni siquiera una resolución a ese conflicto directamente ya que tenemos que esperar otra media hora de película para esperar otra escena de esas para llamar la atención del espectador y no se duerma. Casi se nos ahogan 2 chamacos y ahí es cuando suelta el llanto y dice unas palabritas para cerrar el conflicto anterior minimizado totalmente por la adrenalina de los sucesos actuales. Total que no hay una resolución directa a algo que seguro dejo un impacto en el espectador pero sin un mensaje de cierre directo.

   Si salen con el discurso pedorro que si no me gustó la película porque no es comercial, perdón pero no todo es lucha contra el capitalismo. No porque es Cuarón te tiene que gustar todo lo que hace. Tiene buena factura y la fotografía es excelsa. Pero es aburrida, es el calificativo general de la gente. Y hay mejores formas de crear conciencia créanme, digo, si fuera ese el objetivo real de la película.

   Me sigue dando gusto que haya ganado un globo de oro y espero que gane el Oscar, pero no por ello va a cambiar mi opinión. Le doy un 3 de 5.

 

 (2) referencia a Lemony Snicket una Serie de eventos desafortunados.

(3) La ley de Murphy es un enunciado basado en un principio empírico que trata de explicar los hechos acontecidos en todo tipo de ámbitos.1​ A grandes rasgos, se basa en la frase siguiente: “Si algo malo puede pasar, pasará”.2​ Esta frase, que denota una actitud pesimista y resignada ante el devenir de acontecimientos futuros, puede aplicarse a todo tipo de situaciones, desde las más banales de la vida cotidiana hasta otras más trascendentes.

3 comentarios

  1. Leí la crítica “ácida y mordaz” del autor. Es tan difícil tomar en serio a un “crítico de cine” que redacta con las patas, y ya ni hablar de lo limitado de su lenguaje. Pero eso sí, como buen estudiante de cine incluye lecciones dramáticas sobre “cómo escribir un guion”… jaja

    1. ¡Que cosas! A mi me ha parecido sin embargo, excelente. Es una redacción entretenida, muy bien descriptiva y las analogías y referencias un plus.

  2. Me ha gustado la descripción de la película y me ha llamado la atención eso de : “… sin una resolución de conflicto y sin crecimiento por parte del personaje”. Hay personas así, que por muchas vueltas que les de la vida no aprenden.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *